no más 900 Mapfre

no-mas-900-mapfre

El método del reaseguro es aquel en el que una empresa aseguradora distribuye una parte considerable de los riesgos que asume teniendo como objetivo reducir el costo de su pérdida en el caso de un incidente, en la empresa que le contrate como aseguradora de sus bienes, de esta manera las responsabilidades ante los siniestros se comparten y no es solo una de las partes la que actúa ante tales situaciones.

La manera en que función es mediante el contrato que se elabora, en éste se estipula que ambas partes aceptan compartir parte de los riesgos ante una situación de emergencia, estableciendo también las primas que deberán pagarse así como los plazos de pago y las responsabilidades, también se estipulan los pagos por la póliza, de esta manera se acuerdan aspectos diferentes y de interés para ambos.

Debido a que como ya es conocido, que muchas empresas de diferente índole se aprovechan del uso de los prefijos 900 en los números telefónicos, Mapfre permite que sus clientes hagan uso de estos servicios mediante numero convencionales con tarifas estipuladas por la localidad y costos moderados.

Empresas de esta naturaleza existen muchas alrededor del mundo, pero como es de imaginarse, se debe tener mucho cuidado a la hora de elegir con cual afiliarse para asegurar los bienes que deseemos, ya que la confiabilidad que generan las empresas en la opinión de los clientes es de suma importancia, pues de ahí depende la buena o mala imagen que puedes tener de una aseguradora.

La manera de comunicarse con una aseguradora normalmente en vía telefónica, ya que estas empresas facilitan líneas inteligentes o números convencionales para ser atendidos a los clientes que se interesan en los servicios de aseguradoras, en el caso de España una de las empresas más comunes en la MAPFRE, la cual proporciona el número no más 900 Mapfre, con el cual puedes comunicarte de manera segura y con bajo costo.

Entre los servicios que se ofrecen comúnmente estas empresas aseguradoras en el área de los reaseguros están, el reaseguro proporcional, en la que el reasegurados participa de los siniestros y las primas en iguales proporciones que el asegurado, es decir que las responsabilidades que ambos adquieren en el contrato son los mismos por lo que en caso de un siniestro ambos deben actuar.

Otra es el reaseguro no proporcional, el cual consiste en que las responsabilidades corresponden al reasegurados en mayor cantidad que el asegurador, siempre y cuando los siniestros no superen una cantidad determinada que se estipulará de antemano por ambas partes, además que en el caso que la compañía aseguradora caiga en quiebra, el asegurado no podrá cobrar su seguro en caso de suceder un siniestro.

Para muchas persona, empresas, instituciones u organizaciones les es más factible adquirir el reaseguro proporcional, ya que de esta manera las primas son menores y existe una facilidad de pago mayor, sin embargo el reaseguro no proporcional tiene otras ventajas que son atractivas para muchos clientes, quienes optan por pagar más a cambio de más servicios.