Sofás de piel natural, semi piel y poli piel

Sofás de piel natural, semi piel y poli piel

Si nunca habías escuchado nada de esto, entonces seguramente no tenías ni la menor idea de que no existen solamente sofás de piel natural, hay diferentes tipos de pieles y cada uno tiene sus características propias y específicas, eso es lo que influye mucho en la diferencia de precios entre un sofá y otro en la gran mayoría de ocasiones.

Para eso traemos esta entrada, para que revises las características de cada uno de los tipos de pieles y así puedas decidir cuál de todos es el que prefieres, ya sea para tu despacho en la empresa, para la sala de tu casa o sencillamente para tu descanso personal; quedaremos toda la información que necesitas para que hagas la compra correcta.

Sofá de piel natural

Estos son los primeros que vamos a mencionar en nuestra lista porque son en realidad los mejores de todos, los sofás de piel 100% natural se presentan a sí mismos, sólo necesitas verlos para saber que son naturales y que no tienen ningún tipo de fibra sintética; esa es la diferencia entre la piel natural y las demás, pues en los otros casos, se agrega las pieles materiales sintéticos.

Este tipo de muebles sólo se pueden describir como sofás de piel inigualables, que duran años y años a diferencia de otros tipos de pieles y por supuesto de telas; aunque puedan cambiar un poco su apariencia con los años, al igual que los zapatos que son hechos de piel, siempre siguen siendo glamorosos.

Sofás de semi piel

Este tipo de sofás, aunque no son 100% naturales, increíblemente son más duraderos que los naturales, pero tienen una menor calidad en todo caso. Tanto en el confort, en apariencia, no son iguales a los sofás de piel naturales y todo esto es porque contienen fibras sintéticas en su composición. Aunque hay muy buenas copias, los sofás de semi piel casi siempre se ven diferentes a los de piel natural y no logran emularlos correctamente.

En el rango de los sofás de semi piel, también están los rangos sofás de piel sintética, que son 100% de materiales artificiales y que obviamente se logra anotar casi a simple vista, pero que de igual manera dependiendo de tu gusto, pueden dar una buena presentación. En general se suelen escoger cuando vas a hacer una inversión para un lugar que no es realmente muy importante, como alguna esquina que nadie utiliza y sólo quieres rellenarla o una sala de espera que no tiene mucha afluencia de personas.

Sofás de poli piel

Tal como te lo imaginas, esto significa que tienen diferentes tipos de piel en un sólo sofá, tienen diferentes piezas, algunas pueden ser incluso de piel sintética y no de piel natural y en el caso de estos, suele notarse bastante la diferencia entre una y otra, generalmente para que se vea menos se hacen de diferentes colores y cada color en una piel para disimular el cambio. Escoge los que prefieras, según las necesidades que tengas.