La mejor mascota para regalar a tu hijo es un perro

La mejor mascota para regalar a tu hijo es un perro

Creo que todos los padres nos hemos enfrentado al deseo de nuestros niños de tener un cachorro en casa, a uno se le parte el corazón y es tentado a salir corriendo a la tienda de mascotas para adquirir el cachorro que nuestro pequeño elija, pero antes de hacerlo tenemos que pensarlo muy bien, somos los responsables de todo lo que suceda en nuestro hogar y una mascota puede llegar a estresarnos, por esta razón antes de regalar un perro como mascota a tu hijo deberás tomar en cuenta lo siguiente.

Comprendo que desees hacer realidad el sueño de tu pequeño, pero recuerda que se trata de un ser vivo y necesitará de ciertos cuidados que no los puedes pasar desapercibido, un animal siempre trae una serie de responsabilidades que debemos cumplir.

Si tú niño esta pequeño serás el encargado de cuidar de su mascota, tienes que explicar al niño que no es un juguete más, se trata de un cachorro que requiere de alimentación y una serie de cuidados, con el tiempo el pequeño comprenderá y comenzará a cuidarlo. Pero antes de eso tienes que ponerlo en la lista de tus quehaceres diarios.

Para elegir el cachorro, tienes que tomar en cuenta el tamaño de tu casa, si tu vivienda es pequeña lo más recomendable será elegir un perro de raza chica, estos perros son ideales como mascota de compañía para tus hijos.

Además deberás pensar en el tiempo que tienes disponible para encargarte de sus cuidados y el costo económico que tener una mascota te va a generar, todo esto lo tienes que pensar muy bien antes de adquirir dicho cachorro.

Después de todo lo anterior es posible que ya estés listo para visitar la tienda de mascotas y elegir el perro que se adapte fácilmente a tu hogar y al niño, el más feliz y emocionado será tu hijo, es algo que nunca olvidará, tú sentirás una gran satisfacción de verlo contento, recuerda que debe comprender que es su animal de compañía, pero no su juguete, con tu ejemplo deberás enseñarle a cuidarlo y a tratarlo con gran cariño.